Flamenco Joven'16

septiembre

Tipos de Actividad

Alba Heredia / May Fernández / Samuel Serrano

Flamenco Joven'16

Jóvenes estrellas del Sacromonte, Cádiz y Chipiona llenan de flamenco el Teatro Conde Duque.

22
Abrir galería de fotos

Alba Heredia / May Fernández / Samuel Serrano

Flamenco Joven'16

22  de septiembre  de 2016

Dónde: Teatro

Jue, 20h

Jóvenes estrellas del Sacromonte, Cádiz y Chipiona llenan de flamenco el Teatro Conde Duque.

Info práctica

  • ENTRADAS AGOTADAS

Tarifas

Completa 12 €

Reducida 10 €

Colabora

Intérpretes

Alba Heredia, baile
Juan Ángel Tirado y Yoni Cortés, cante
Luis Mariano, guitarra

May Fernández, cante
Miguel Salado, guitarra
Diego Montoya y Tate Núñez, compás

Samuel Serrano, cante
Miguel Salado, guitarra
Diego Montoya y Tate Núñez, compás

Alba Heredia (baile)

Alba Heredia nació en el Sacromente (Granada), tierra que prende como ninguna en el flamenco. Por si fuera poco, la joven llegaba al mundo en el seno de una de las dinastías más importantes del género, los Maya, siendo sobrina de grandes maestros como Manolete, Mario Maya, Juan Maya Marote y su primo Iván Vargas. Estaba claro: la niña aprendió a bailar el flamenco antes de andar. A los cuatro años participa en el homenaje a su tío Juan Maya, dejando en el aire un talento y un instinto singular para dar vida a un baile que años después, llamaría la atención más allá de las zambras granadinas, siendo invitada para sus espectáculos por Enrique y Estrella Morente, Curro Albaizín, Belén Maya, Juan Andrés Maya…

La cintura, las manos y los pies de Alba Heredia pronto se hacen un hueco entre la excelencia del baile flamenco, participando en festivales españoles e internacionales, en países como Francia, Japón o República Checa. El año pasado, no obstante, llegó uno de los momentos más cruciales en su carrera, al ganar el “Desplante Minero”, máximo galardón del Festival Internacional del Cante de las Minas para el baile, que luego se refrenda en el Festival de Otoño de Granada con la presentación de su primer espectáculo como líder, En estado puro. La joven mira al mañana, pero hace bien en recordar las grandes noches vividas en “La Rocío”, famosa cueva del Sacromonte regentada por su abuela.

May Fernández (cante)

María del Mar Fernández Rivero (Cádiz, 1987), conocida artísticamente como May Fernández, estuvo apadrinada nada menos que por Chano Lobato, lo que ya dice mucho y bueno de su arte. A comienzos de 2000 participó en la Bienal de Sevilla y en los “Jueves Flamencos” de Cádiz, colaborando en el Homenaje a Curro “La Gamba” en el Teatro Falla de Cádiz. Premio Joven Tertulia Flamenca en 1999, Premio Joven Peña Camarón y Premio Joven de Cantes por Alegrías Tacita de Plata, esta joven cantaora ha compartido escenario con artistas de la talla de Mariana Cornejo, Arcángel, Rancapino, David Palomar, Juan Villar o Juan de Juan, formando parte paralelamente de montajes como Romalí. Danza de los Gitanos de la ilustre bailaora Manuela Carrasco, así como del espectáculo Cai de la Frontera de Andrés Peña. Igualmente, con el grupo Sabor a Cádiz, junto al Niño de la Leo, ha recorrido escenarios por diversos países como: Alemania, Bélgica, Portugal, Francia, México y Argentina. Además hace muchos años participa en el grupo de villancicos “Toma Castaña“.

El año pasado año cantó en el estreno del espectáculo Caijeré, junto a Juanito Villar, Macanita y Ezequiel Benítez, entre otros, así como participó en el último montaje del bailaor Eduardo Guerrero. La trayectoria de May Fernández no ha hecho más que empezar, pero ya se siente que los aromas gaditanos del cante de mujer están garantizados. Del barrio Santa María es; ahí es ná.

Samuel Serrano (cante)

Samuel Pimentel Serrano (Chipiona, Cadiz, 1994) es la gran esperanza de la cantera flamenca chipionera, un joven valor del cante gitano, perteneciente a la dinastía de Los Agujetas, de la que hereda la negrura y raza de sus voces, evocando aromas vocales de Juan Talega, Chocolate, Terremoto o Antonio Mairena. Su afición al flamenco le viene desde muy temprana edad, primero de la mano de su padre, después de su primo Manuel Flores “Macarro”. En este tiempo Samuel Serrano se ha convertido en salvaguarda de los cantes de Jerez, luciendo una voz que “suena a vieja”, afilada y acompasada, gitanísima, dominando con extraña maestría soleares, fandangos, bulerías y, en especial, la seguiriya, el palo donde se encuentra más cómodo y hace gala de toda la hondura de su arte. No extraña que un grande, el guitarrista Paco Cepero, sea uno de su padrinos y valedores, actuando juntos regularmente.

Flamencólogos especializados han sabido reconocer el talento de Samuel, cuya actuación en el Baluarte de la Candelaria en Cádiz dentro de sus “Jueves Flamencos” junto a Niño de Pura hizo ver su madurez en el cante. En el Teatro Conde Duque se presenta escoltado por esos genios del compás que son Diego Montoya y Tate Núñez, así como de la guitarra de Miguel Salado, otro monumento de ecos flamencos antiguos y enraizados. Si el flamenco tuviera pureza, el cante de Samuel Serrano le pondría voz.

Colabora