noviembrefebrero

Tipos de Actividad

Paisajes de Madrid

Una mirada a la ciudad

Dieciocho paisajes y también “interiores”, pertenecientes todos ellos a los fondos del Museo de Arte Contemporáneo, en una mirada diferente sobre Madrid.

0925
  • 1. Rafael Botí

Del 09  de noviembre  de 2017 al 25  de febrero  de 2018

Dónde: Museo de Arte Contemporáneo

Mar–Sáb, 10–14h
y 17:30–21h
Dom y Fest, 10:30–14h

Abrir galería de fotos

Paisajes de Madrid

Una mirada a la ciudad

Del 09  de noviembre  de 2017 al 25  de febrero  de 2018

Dónde: Museo de Arte Contemporáneo

Mar–Sáb, 10–14h
y 17:30–21h
Dom y Fest, 10:30–14h

Dieciocho paisajes y también “interiores”, pertenecientes todos ellos a los fondos del Museo de Arte Contemporáneo, en una mirada diferente sobre Madrid.

Tarifas

Gratuito

Artistas

Rafael Botí, Delhy Tejero, Agustín Redondela, Agustín Hernández, Fermín Santos, Andrés Conejo, Eduardo Vicente, José Sancha y Amalia Avia

A finales del siglo XIX Madrid va a vivir un conjunto de transformaciones aceleradas, alejándose de aquella villa y corte “muy noble y muy leal” para convertirse en una urbe moderna, dinámica y efervescente, en constante crecimiento demográfico. Los pintores del momento nos han dejado una innovadora visión de estos profundos cambios. El paisaje deja de ser concebido como mero fondo o curiosidad topográfica para constituirse en un género artístico definido. Este proceso se inicia con el Romanticismo y la sensibilidad de Jenaro Pérez Villaamil, que incluye como elementos esenciales del paisaje los motivos arquitectónicos y las figuras populares, destilando un tono costumbrista y pintoresco. Sin embargo, será Carlos Haes quien precise y difunda una doctrina clara y renovadora del género paisajístico, propugnando, con vocación impresionista, el estudio directo del natural para captar fielmente la realidad.

Y llegamos así al siglo XX, a un Madrid cada vez más contemporáneo y a los pintores de vanguardia; notablemente influenciados por Haes en cuanto que sus escenas urbanas son puras, liberadas de anécdota y de toda interpretación imaginativa: edificios mudos, rincones humildes y soledad. Habrá que esperar a la posguerra para que dé comienzo un paisaje igualmente interpretado desde el natural; pero teñido de acentos expresionistas, fauvistas y neocubistas, especialmente en pintores como Rafael Botí, Agustín Redondela, Agustín Hernández y Fermín Santos.

En paralelo a ellos, durante esos mismos años entre los cuarenta y los sesenta, hay otra nómina de artistas como Delhy Tejero, Andrés Conejo, José Sancha o Eduardo Vicente, cuyas composiciones son más claras, ordenadas e inclinadas a una cierta melancolía. Salvando la diferencia expresada, todas estas vistas testimonian un Madrid de resonancias históricas, dada la singularidad y el carácter neurálgico de sus vistas: el Jardín Botánico, la Plaza del Callao, el Palacio Real, el Rastro, San Francisco el Grande, la Casa de Campo, el río Manzanares y alguno de sus puentes, así como la Plaza Mayor y sus calles aledañas; a su lado, algún rincón del “viejo Madrid”, anónimo, pero no por ello menos expresivo. Algunos de estos pintores de posguerra pertenecieron a lo que se ha llamado “Escuela de Madrid”, heredera de la segunda Escuela de Vallecas, que a su vez mira hacia la genésica Escuela del mismo nombre, cuyo clausulado apuesta por la poetización del paisaje vallecano. En los años setenta asistimos a una última vertiente de realismo lírico, intimista y cotidiano, de huella casi fotográfica; contemplamos en esta línea la fachada de Amalia Avia, artista exponencial del grupo cohesionado en torno a Antonio López.

En esta exposición se pueden contemplar 18 paisajes de Madrid y también “interiores”, pertenecientes todos ellos a los fondos de este Museo de Arte Contemporáneo.